Inicio Contacto Conócenos Sectores Noticias Boletines Servicios Revista Galería de fotos Agenda Cooperativas Interno
Noticias
Todas las noticias
Generales
Aceite de oliva
Aceituna de mesa
Agricultura ecológica
Caña de azúcar
Frutas y hortalizas
Frutos secos
Ovino-caprino
Lácteo
Herbáceos
Suministros
Tabaco
Vinícola
29 de Junio de 2015 - Sector: - Fuente: Cooperativas Agro-alimentarias
Cooperativas Agro-alimentarias, IFAPA y Caja Rural de Granada organizan unas jornadas sobre el cultivo del espárrago verde
Se celebran en Huétor-Tájar y Chauchina los días 1 y 2 de julio.
Cooperativas Agro-alimentarias de Granada organiza en colaboración con el Instituto de Investigación Agraria y Pesquera de la Junta de Andalucía y Caja Rural de Granada unas jornadas técnicas sobre el cultivo del espárrago verde en la Vega el 1 de julio en la Casa de la Cultura de Huétor-Tájar, y el día 2 de julio, en Chauchina en el Hotel-Restaurante Marinetto.
En ambas jornadas se abordarán los principales problemas que actualmente afectan a los productores de espárrago. La inauguración, celebrada ayer contó con la Delegada Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Inmaculada Oria, la Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Huétor-Tájar, María Dolores López, y el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias de Granada, Fulgencio Torres.
La técnico del Ifapa de Granada Sergia Mancebo comenzó con una introducción sobre la importancia socioeconómica del espárrago verde en Andalucía, ya que se trata de un cultivo social de gran proyección en nuestro territorio. Granada es la principal productora, con una superficie próxima a 6.000 hectáreas, donde se obtiene el 80% de la producción andaluza. Donde además, el grueso de la comercialización de este producto, tanto a nivel nacional como internacional, está en manos de cooperativas OPFH de Granada. Sumando la singularidad de que en el territorio está reconocida la única Indicación Geográfica Protegida de espárrago verde a nivel mundial, que protege la variedad autóctona local “verde morado de Huétor”.
Sobre variedades de espárrago, el técnico Pedro Cermeño del Ifapa de Sevilla, analizó la actual situación y su evolución. Según plantean las cooperativas del sector y los productores locales, es muy importante realizar ensayos con distintas variedades en las principales comarcas productoras de la provincia, ya que el desarrollo del cultivo es diferente en las distintas zonas. Actualmente la compra de garras procede de distintos viveros y provincias del norte de España, sobre todo Navarra y Segovia. Con estas plantas están surgiendo problemas frecuentes de reducción drástica de la producción a partir del segundo o tercer año. De ahí la necesidad y la conveniencia de vigilar la ausencia de enfermedades en el material vegetal listo para plantar, en las distintas variedades comerciales en las que se haya comprobado su adaptación y productividad.
Las distintas técnicas de cultivo del espárrago verde, fueron expuestas por el técnico Ricardo Ávila, colaborador deI Ifapa de Granada. Donde quedó de manifiesto que un buen manejo del cultivo, realizando de forma adecuada y en su momento óptimo las labores culturales requeridas, repercuten directamente en un aumento de la producción, de la calidad y de la duración de la plantación.
El riego localizado y fertirrigación en el cultivo fue abordado por el técnico del Ifapa de la Mojonera Rafael Baeza. En la actualidad, la mayor parte de la producción de la provincia tiene lugar en regadío (en torno al 70%). Aunque en los últimos años ha habido un importante avance en la modernización de las instalaciones (riego a presión por goteo y aspersión), el riego tradicional histórico por surcos e inundación sigue siendo importante (en torno al 40% de la superficie regada). El riego localizado por goteo, es el sistema más adecuado para evitar el exceso de humedad que provoca problemas fúngicos (Roya, Estenfilium, Fusarium ...). Otra de las demandas del sector productor, estriba en la realización de ensayos para determinar la tolerancia del cultivo y de las distintas variedades, a la presencia en suelo y en tejidos del hongo Fusarium, para establecer unos protocolos de tratamiento y manejo.
Sobre el control de malas hierbas con métodos o productos respetuosos con el medio ambiente, el jefe de Gabinete Técnico, Ignacio Escobar apuntó al acolchado con materiales biodegradables como una posible solución al problema. Este método que da resultados en otras regiones habría que experimentarlo aquí y comprobar su comportamiento durante el cultivo, así como valorar su repercusión económica.